Metodos para Dejar de Fumar

Dejar de fumar metodosMetodos para Dejar de Fumar

Si usted a intentado dejar de fumar muchas veces y no lo ha logrado, no se de por vencido. En este portal informativo le presentaremos los métodos mas eficaces que existen para dejar de fumar que usted pueda alejar definitivamente la nicotina de su vida.

Como conseguir dejar de fumar

Se deben dejar en claro varios aspectos, uno es que no existe persona en el mundo que no pueda dejar de fumar y, dos que a muy pocos le resultó sencillo abandonarlo. Si se le pregunta a algunos ex fumadores cómo hicieron para dejar de fumar, la respuesta que dan es: decidí dejarlo y tiré los cigarrillos, o tomé la decisión y eso fue todo.

Sin embargo, no es fácil para todo el mundo, es más, para la mayoría de los fumadores dejar el hábito es un proceso extremadamente difícil. Lo bueno es que, a pesar de todo, puede hacerse.

Aunque dejar de fumar sea una prueba dura e incómoda, conseguir el éxito es posible. Una premisa importante para dejar de fumar es que cuantos más realistas sean sus expectativas, y más información tenga sobre la variedad de tratamientos, mayor será su probabilidad de éxito para vencer al tabaco.
Las conclusiones y recomendaciones del Colegio Médico de Londres (1962) y del Comité Asesor del Secretario de Salud Pública de Estados Unidos (1964), al demostrar los efectos nocivos del tabaco para la salud, causaron una tremenda conmoción mundial y nació entonces el concepto de tabaquismo, es decir trastornos o enfermedades causadas o agravadas por el hábito de fumar, si será importante hacer el esfuerzo para dejar de fumar.

Más recientemente, en la Tercera Conferencia Mundial sobre el Fumar y la Salud, (1975). se destacó que: el tabaco debe ser visto como una sustancia capaz de inducir acostumbramiento y que el fumar regularmente cigarrillos debe interpretarse como una dependencia a una droga.

Por tanto, desde el punto de vista médico, se debía prestar más atención a los fumadores y ayudarlos a dominar esa dependencia, particularmente a aquellos que padecen ciertas dolencias (infarto cardíaco, coronopatía isquémica, bronquitis crónica, asma, enfisema, arteritis obliterante, úlcera gastro duodenal, etc.) y a las embarazadas que fuman y que son también afectadas desfavorablemente por esa condición definitivamente ayudarlas para dejar de fumar.

Las encuestas han demostrado repetidamente, en varios países, en una gran proporción de los fumadores (50% en el Uruguay), desea dejar de fumar, pero que un porcentaje muy apreciable de ellos, es incapaz de hacerlo por sí mismo, aunque algunos lo pueden lograr, si reciben una adecuada atención, en servicios organizados para dejar de fumar.

Para dejar de fumar infórmate de las múltiples ventajas: alarga la vida, previene enfermedades y hospitalizaciones, evita invalidez cardiaca y respiratoria, reduce días de enfermedad en cama, elimina múltiples trastornos, disminuye días de inactividad laboral, representa un ahorro de dinero y constituye un buen ejemplo para los demás. El fumador no sólo se daña a sí mismo, sino que indirectamente lo hace a su familia. La perjudica con su mal ejemplo, con sus enfermedades, con la reducción laboral y con la desaparición física prematura.

Fumador Pasivo

Dejar de fumar, además de ser conveniente para la salud, es un buen negocio. En efecto, se ha comprobado a través de diversas encuestas, que la frecuencia del cáncer de pulmón y la mortalidad general disminuyen entre los fumadores que han luchado para dejar de fumar y lo han abandonar el hábito, y tanto más, cuantos más años hace que dejaron de fumar. Así quedó demostrado, entre otros, con los trabajos de E.C. Hammond en Estados Unidos y de R. Dolí y J.A. Bradford Hill. del Reino Unido.

Análogas observaciones se han hecho en relación a otras afecciones. Al abandonar el hábito de fumar, inmediatamente los fumadores crónicos mejoran de la tos, de la espectoración, de la fatiga, del mal aliento y de la falta de gusto. Además, alejan la posibilidad de una invalidez prolongada por insuficiencia respiratoria o cardiaca o de una muerte prematura por esa y otras causales.

En todo programa integral de control del tabaquismo para dejar de fumar, debe prestarse atención al funcionamiento de servicios donde se ayude a los fumadores a abandonar o reducir el consumo de cigarrillos. Se realiza a través de ellos importante labor educativa a fumadores y se alerta a la población general. En los mismos, entre otras cosas, se aprecian los motivos por los cuales los fumadores se iniciaron en el hábito y las razones por las cuales ahora desean dejar de fumar y además se estudian y aplican los mejores métodos para dejar de fumar y lograr esos objetivos.

Cada día es mayor el número de países donde funcionan servicios de este tipo, al comprobar los gobiernos, los desfavorables y crecientes efectos del tabaquismo sobre la salud pública.

La práctica ha demostrado que su costo es reducido, en comparación con los altos beneficios que se obtienen en el control del hábito de fumar.

Métodos usados

 

No es fácil controlar un hábito fuertemente arraigado y que genera tanta dependencia y más difíciles son para dejar de fumar. Tal es lo que sucede con el alcohol, los estupefacientes, los barbitúricos, anfetaminas y con los alimentos en el problema de la obesidad. Con el tabaco ocurre lo mismo.

Siendo, como lo hemos visto anteriormente, los fumadores tan distintos entre sí, lógico es que los tratamientos deben ser adecuados a cada caso, previo estudio de los mismos. Algo similar ocurre con muchas enfermedades: asma, reumatismo, alergias, etc.

Los agentes terapéuticos son múltiples y deben de aplicarse de acuerdo a las características de cada paciente. Se han usado múltiples métodos y técnicas para controlar el hábito de fumar. Hay tratamientos en base a medicación farmacológica y en otros se emplean acciones psicoterápicas con resultados variables según los autores.

Síntomas que produce el dejar de fumar

En el proceso para dejar de fumar algunos fumadores, sobre todo aquellos que no están fuertemente motivados, experimentan síntomas, desagradables: mareos, desfallecimiento y deseos de comer frecuentemente.

Estos síntomas, están vinculados a la ausencia de la dosis habitual de nicotina, que el fumador debe recibir diariamente y cuyas múltiples acciones le producen un estado de gratificación, que para lograrlo, le obligan a continuar fumando.

Para las personas, que durante el tratamiento experimentan esas sensaciones desagradables, que le impiden superar ese período crítico y pasajero, se recurrió a varios agentes farmacológicos. Así se han usado medicamentos sustitutivos, antagónicos, repelentes del cigarrillo y otros de origen vegetal para dejar de fumar.Señales que indican que usted debe dejar de fumar

– Se cansa fácilmente.

– Las personas de su misma edad tienen un mayor rendimiento físico que usted.

– Tiene una vida sedentaria.

– Tiene miedo de padecer graves enfermedades.

– Está embarazada.

– No desea regalar más años de su vida.

– Tiene bronquitis.

–  Tiene hijos pequeños a los que no desea darles un mal ejemplo o perjudicarlos con el humo.

Esperamos que estos consejos les hayan sido de utilidad para dejar de fumar.