¿Qué son los mochis?

¿Un postre de harina de arroz o judías? ¡Imposibles que pueda triunfar!, habríamos dicho nosotros mismos hace unos años atrás. Sin embargo, el éxito de los mochis ha llegado a España hace un tiempo y al igual que sucedió con el sushi, es todo un éxito. Pero, ¿qué son los mochis y qué secretos guardan? ¡Conócelos!

Un postre, un éxito

Los mochis son un postre japonés hecho de harina de arroz o de judías que demuestra que la pastelería está cada vez más internacional. Tradicionalmente, estos dulces se realizaban íntegramente en casa y se llevaban como regalo cuando se visitaba a una persona que conocías y estaba celebrando algo: Año nuevo, un nacimiento, una nueva casa, etc. Actualmente es común comprarlos en cafeterías y comerlos sin que una ocasión lo amerite.

En Occidente, este postre ha triunfado y, obviamente, se le ha cambiado un poco la receta original. La masa de este postre se rellena actualmente con una pasta de judías rojas dulce llamada anko, aunque en Japón no es precisamente el relleno más popular. Allí está de moda comer mochis rellenos de mousse de té verde, crema catalana, chocolate, melocotón y otros ingredientes, dependiendo la estación del año o el pastelero.

¡Mochis en todos lados!

Los mochis han sido tan exitosos que sus variantes no se han dado a esperar. Hoy puedes encontrar helado de mochis, por ejemplo. Este también es un mochi solo que el relleno es de helado y, muchas veces, algo más grande en tamaño.

También están los mochis rellenos de chocolate y frutas, conocidos como Ichigo Daifuku, bastante conocidos gracias a Instagram. Por otro lado, están los Kusa Mochi y los Kinako Mochi, estos últimos conocidos por ser una tradición en Año Nuevo.

¿Dónde puedo conseguir mochis?

La respuesta es muy sencilla, aprovecha para pedir sushi a domicilio en Instamaki y compra algunos mochis para comenzar a adentrarte en esta deliciosa tendencia que está rompiendo barreras culturales.

Encontrar material de oficina de calidad

Las herramientas para cualquiera que vaya a desempeñar un trabajo son muy importantes, trabajar con una herramienta rota o de mala calidad condiciona mucho el resultado del trabajo bien hecho. No tenemos más que ver a cuando viene un profesional a casa, bien sea fontanero o electricista nos damos cuenta que en su caja de herramientas no falta de nada, y que disponen de todas las herramientas necesarias para realizar un trabajo bien hecho. Pues bien, lo mismo ocurre en todas las profesiones, no vayamos a pensar que solo un fontanero necesita de una llave inglesa en perfecto estado, sino que quien trabaja también por ejemplo en una oficina necesita de un buen material para que el resultado sea por lo menos el adecuado. Y es que la crisis nos ha hecho coger la manía de comprar este tipo de material en cualquier sitio, la falta de presupuesto y los recortes nos han llevado a comprar cualquier cosa que nos llega apañar, no vemos que detrás de un material malo se esconde un resultado pésimo que pude afectar de manera negativa a nuestro trabajo.

Hay cosas que podemos comprar de segunda mano, en una tienda de chinos o en cualquier sitio donde lo encontremos que no afectará a nada simplemente porque no va a servir para trabajar, pero hay cosas como el material de oficina por ejemplo que debemos estar muy pendientes de que detrás de su fabricación y venta hay auténticos profesionales, la calidad es muy importante y hay que tenerla muyen cuenta a la hora de comprar, por ello es que echando mano de sitios como hipermaterial.es nos vamos a dar cuenta que los resultados van a ser sin duda óptimos, un distribuidor que se dedica a la venta de este tipo de material y que se convierten en lo mejores especialistas que vamos a encontrar.

Con tan solo entrar en su página web nos daremos cuenta que no son moco de pavo, ni una empresa pequeña que no sabe ni lo que tiene, estamos ante una papelería online grande con un catálogo que nos dejará con la boca abierta y que ya os digo yo que los folios de papel a4 barato que vamos a encontrar aquí nada tiene que ver con el que nos van a vender en una tienda de chinos. Suelen decir que las cosas bien hechas bien parecen y comprando en un sitio así nos llevaremos un buen sabor de boca.