Asistente inteligente para coches

Los sistemas de asistencia inteligente de los coches han evolucionado a pasos agigantados, convirtiéndose en grandes aliados para la seguridad vial. De entre ellos los que cada vez se hacen más presentes son los sistemas de anticolisión, por ende, son muchos los fabricantes que los implementan en sus vehículos. Algunos le colocan nombres distintos, además de incluirles diferentes características, no obstante, su función sigue siendo la misma.

Ellos se encargan de advertir la presencia de obstáculos y los más completos le asisten al conductor a evadirlos de la mejor forma posible. Por lo general, utilizan señales de audio o de imagen para dar el aviso de que algo sucede; algunos se sirven de ambas y hasta tienen cierta autonomía.

Tipos de alarmas

Alarma de audio: es la más básica. Es común la inclusión de señales o testigos luminosos. Usualmente el coche se vale de los sensores y las cámaras para analizar lo que les rodea y registrar el movimiento del vehículo; sin embargo, no siempre el sistema viene equipado para mostrar una imagen de vídeo.

Alarma anticolisión frontal: detecta otros vehículos, personas, ciclistas, etc., que estén delante de él. Es probable que advierta el peligro inminente mucho antes de que el conductor lo note, comenzará entonces a alertarlo por medio de señales sonoras y/o luminosas con tiempo suficiente para que el piloto reaccione y decida qué hacer.

La misión de este modelo de alarma es hacer que el conductor reaccione e informarle de la colisión que se avecina; si la persona no actúa para evitar el impacto queda a su criterio, ya que el sistema no toma decisiones, no las ejerce por sí mismo.

Alarma anticolisión posterior: no es tan habitual, por ello en algunos modelos de coches es considerada como un extra o es incluida en paquetes Premium de seguridad. Se vale de cámaras y sensores al igual que el sistema anterior, pero se sitúa en la parte trasera del automóvil. Avisa por medio de alarmas sonoras o visuales, incluso es probable que se apoye en las imágenes de la cámara con el equipo multimedia.

No procede a realizar acciones para impedir un eventual impacto, informa al conductor para que tome las medidas que considere pertinentes. Un caso común es cuando otro coche se acerca a alta velocidad, el sistema calculará que no podrá detenerse a tiempo y que es probable que choquen; entonces, se dispara la alarma, más no interviene en lo que decida hacer el chofer.

Si su automóvil tiene estos dispositivos pero ya no puede circular es recomendable venderlo, dejará de ocuparle espacio en casa, ayudará a otros y recibirá un último servicio de su compañero de caminos. En cochesparadesguace.com rellenando el formulario recibirá una tasación para acordar un precio justo y no importa si el coche está incendiado, siniestrado, etc., ellos reciben vehículos cualquiera sea su condición.