Consejos para disfrutar su todoterreno de forma segura

Para salir de ruta en un todoterreno (TT) deben tenerse varias consideraciones, porque la conducción off road siempre es un reto, sea principiante o avanzado. Es importante que nunca subestime el camino, cualquier situación puede cambiar de un momento a otro y hay que estar preparado para ello.

Antes de comenzar el recorrido

Seleccionar la ruta: hay diferentes formas de obtener información sobre el lugar que se quiere recorrer o explorar, de esta manera podrá estar preparado para lo que probablemente se vaya a conseguir. Puede documentarse por Internet, conocer si la zona tiene una oficina de turismo a la cual dirigirse o platicar con alguien que haya ido con anterioridad; así podrá decidir cuál destino se adapta a lo que quiere y a sus capacidades al volante.

Conozca su vehículo: puede que el TT tenga hasta lo último en tecnología, pero si no sabe cómo usarlo, es igual a no tener nada. Es preciso que esté consciente sobre las ventajas y limitaciones de su coche; y de esa forma pueda saber hasta dónde le puede exigir. Incluso podría hacer un curso de conducción 4×4, en el cual le instruyan sobre maniobras y el correcto manejo de ciertos implementos y  accesorios a utilizar con el todoterreno.

Consulte las leyes del lugar: no en todos los espacios forestales está permitido circular con vehículos. Las leyes de este tipo de prácticas las tienen las comunidades autónomas, por lo que es mejor pasar a informarse sobre tales normativas.

Equipe el todoterreno: el equipamiento que trae el TT de fábrica no está completo para todo tipo de situaciones. Hay una gran variedad de instrumentos adicionales que puede buscar el usuario por su parte, como: el cabrestante, una bomba de inflado, una batería extra, el GPS y el snorkel; que son los implementos más utilizados y adaptables a cualquier situación.

Salga acompañado: aunque puede salir solo de off road, no es muy recomendable por razones de seguridad. Hay una enorme cantidad de clubes de 4×4 a los que podría apuntarse y participar de sus actividades.

No olvide que al regresar siempre debe revisar el TT (en la parte interior y en su exterior) y lavarlo minuciosamente, para asegurarse de que esté en buenas condiciones y no haya sorpresas más adelante. En ocasiones, es necesario atender alguna reparación; por suerte, si utiliza piezas 4×4 segunda mano, puede obtener buenos resultados sin tener que invertir mucho en ello.

Asistente inteligente para coches

Los sistemas de asistencia inteligente de los coches han evolucionado a pasos agigantados, convirtiéndose en grandes aliados para la seguridad vial. De entre ellos los que cada vez se hacen más presentes son los sistemas de anticolisión, por ende, son muchos los fabricantes que los implementan en sus vehículos. Algunos le colocan nombres distintos, además de incluirles diferentes características, no obstante, su función sigue siendo la misma.

Ellos se encargan de advertir la presencia de obstáculos y los más completos le asisten al conductor a evadirlos de la mejor forma posible. Por lo general, utilizan señales de audio o de imagen para dar el aviso de que algo sucede; algunos se sirven de ambas y hasta tienen cierta autonomía.

Tipos de alarmas

Alarma de audio: es la más básica. Es común la inclusión de señales o testigos luminosos. Usualmente el coche se vale de los sensores y las cámaras para analizar lo que les rodea y registrar el movimiento del vehículo; sin embargo, no siempre el sistema viene equipado para mostrar una imagen de vídeo.

Alarma anticolisión frontal: detecta otros vehículos, personas, ciclistas, etc., que estén delante de él. Es probable que advierta el peligro inminente mucho antes de que el conductor lo note, comenzará entonces a alertarlo por medio de señales sonoras y/o luminosas con tiempo suficiente para que el piloto reaccione y decida qué hacer.

La misión de este modelo de alarma es hacer que el conductor reaccione e informarle de la colisión que se avecina; si la persona no actúa para evitar el impacto queda a su criterio, ya que el sistema no toma decisiones, no las ejerce por sí mismo.

Alarma anticolisión posterior: no es tan habitual, por ello en algunos modelos de coches es considerada como un extra o es incluida en paquetes Premium de seguridad. Se vale de cámaras y sensores al igual que el sistema anterior, pero se sitúa en la parte trasera del automóvil. Avisa por medio de alarmas sonoras o visuales, incluso es probable que se apoye en las imágenes de la cámara con el equipo multimedia.

No procede a realizar acciones para impedir un eventual impacto, informa al conductor para que tome las medidas que considere pertinentes. Un caso común es cuando otro coche se acerca a alta velocidad, el sistema calculará que no podrá detenerse a tiempo y que es probable que choquen; entonces, se dispara la alarma, más no interviene en lo que decida hacer el chofer.

Si su automóvil tiene estos dispositivos pero ya no puede circular es recomendable venderlo, dejará de ocuparle espacio en casa, ayudará a otros y recibirá un último servicio de su compañero de caminos. En cochesparadesguace.com rellenando el formulario recibirá una tasación para acordar un precio justo y no importa si el coche está incendiado, siniestrado, etc., ellos reciben vehículos cualquiera sea su condición.

Cuando cambiar la correa de distribucion

En todos los coches el kit de distribución es algo indispensable en tu coche, y en el caso de que se rompa se debe sustituir de inmediato. Para ello, necesitarás un taller de confianza, en el directorio de: autingo.es, que es la mejor opción para encontrar los talleres de la mayor confianza.

El día de hoy te he preparado un post, con el cual podrás saber el momento ideal para que puedas hacer el cambio de la correa de distribución. En todos los casos, existen algunas características que te permitirán hacer el cambio de una manera más rápida, y de eso hablaremos el día de hoy.

Momentos en los que se requiere el cambio

El cambio de la correa de distribución, es necesario en ciertas situaciones, por lo cual es indispensable que seas exactamente en qué momento es mejor hacer el cambio. Los momentos para hacer este cambio son:

Por kilometraje

Normalmente el kilometraje influye mucho en el cambio de la correa de distribución, puesto que, dependiendo de este se hará el cambio. En todos los casos este cambio se debe hacer cada 100.000 kilómetros que es la vida media de la correa de distribución.

Si dejas la correa por más tiempo puedes tener problemas con tu motor. Esto debido a que el motor se puede romper si esta correa está en mal estado.

Fallas mecánicas

En el caso de que tengas algún tipo de fuga en tu motor, puede que tengas que hacer el cambio prematuro de tu correa de distribución. Esto especialmente en los casos en los que haya fugas de líquido refrigerante o aceite que pueda estar afectando a la correa.

Estas fugas son muy comunes, por lo tanto, se debe estar revisando periódicamente el motor para encontrarlas. Esto debe hacerlo un mecánico de confianza, para asegurarte de que son detectadas con eficacia y que evitarás hacer cambios prematuros de tu correa.

La correa se afloja

En algunas ocasiones cuando se hace una reparación en el coche se puede dar el caso de que se afloje la correa de distribución. Especialmente cuando se hace el cambio de la bomba de refrigeración.

En todos los casos, es necesario cambiar la correa de distribución, porque esta al aflojarse quedará completamente inservible. Por lo tanto, siempre que se haga una reparación de este tipo, es aconsejable hacer una revisión del motor, para asegurarte de que todo está en orden y que se pueda tener el coche en buen estado.